La mirada que nos ofrece el Coaching Ontológico

En una de las reuniones de curso, de uno de mis cuatro hijos miraba como un par de papás se quejaban con el profesor jefe, por el comportamiento de un niño del curso, lo hicieron de tal forma que dejaron en evidencia su nombre y expusieron la problemática que según ellos generaba ese comportamiento, la separación de sus padres y manifestaban que no tenían porque los otros niños sufrir el descontrol de ese niño por no haber solucionado su problema. Mis oídos no podían creer lo que escuchaban, ya que jamás se me hubiera ocurrido, desde mi mirada, exponer a un niño de diez años así, sabiendo que esa exposición podría más bien perjudicar   que potenciar un posible cambio de actitud.

¿Cuántas veces ustedes han mirado una situación de una manera diferente a sus alumnos, jefes, apoderados, hijos?

Quiero compartir con ustedes, como el vivir un proceso transformacional desde el coaching ontológico, me permitió entender porque los seres humanos miramos y actuamos frente a iguales situaciones de una forma diferente.

El coaching es un arte, una disciplina que acompaña en la búsqueda de la capacidad de aprender para generar nuevas respuestas y lo Ontológico tiene que ver con ampliar, como mínimo el espacio de posibilidades que alguien es. ¿Cómo se produce esto? Los  invito a detenerse un momento,  mirarse y  determinar los observadores que son y han venido siendo, piensen  en su historia, su familia, los valores que les fueron inculcados, en los  acontecimientos que han marcado sus vidas, por qué no regalarse un tiempo  para pensar y/o escribir quienes somos?,  si te decides, mira tu historia como una semilla que contiene secretos y claves valiosas para enfrentar el hoy y el futuro.

¿Por qué es importante mirar nuestro observador?. Porque cada observador tiene una gama de acciones disponibles para conseguir los resultados esperados. ¿Les ha pasado que a veces esas acciones no producen lo que esperan?, lo más probable es que volvieron a tomar otra acción de la gama disponible, según el observador que son,  pasa que nuevamente no obtienen el resultado, toman otra acción y así sucesivamente, pero no lo logran. ¿Qué nos ofrece el coaching?, realizar un aprendizaje de segundo orden, es decir, ir a mirar el observador que son, si  transforman su observador, abrirán posibilidades para generar nuevas respuestas, donde antes no las había, a esto se le llama Aprendizaje Transformacional.

Vivimos en mundos interpretativos, la interpretación que realicemos del mundo, dependerá del tipo de observador que cada uno es y de acuerdo a esas interpretaciones se nos abrirán o cerrarán oportunidades.

Este aprendizaje es fundamental para nuestras vidas, ya que determinará la tolerancia, el amor, el respeto, la compasión con la cual miraremos a otros y a nosotros mismos, ya que tendremos conciencia antes de realizar ciertos juicios  que la actuación de un ser humano está siendo reflejo de su forma de ser, su observador, por ende será diferente entre unos con otros. ¿Cuántas veces hemos criticado, no entendido a nuestros padres, hermanos, cónyuges, por no responder a nuestras peticiones, inquietudes, problemas de una forma esperada, bajo nuestro observador?. Cuántas posibilidades se nos han cerrado en nuestras relaciones por proceder así?

Los invito a que cuando miremos  a otros y a nosotros mismos, pensemos primero en identificar quienes somos, cómo le pedimos a alguien que sea cariñoso, si nunca recibió una palabra de amor, una caricia?, cómo pedimos a un niño que no agreda, si tiene un padre que lo hace de forma permanente?, cómo esperamos no ser desconfiados si nuestro padre siempre nos habló de lo peligroso del mundo Cómo le pedimos paciencia y tolerancia a un profesor, si les falta día para cumplir con todas sus actividades?. Lo hermoso de esto, es darse cuenta que lo que somos, lo aprendimos y por ende lo podemos des-aprender, si sentimos que nos está cerrando posibilidades para tener una vida mejor.

Siento que este reconocernos, es la puerta inicial para comenzar un camino que nos abrirá una gama de oportunidades, en diversos ámbitos, que antes no veíamos,  es el comienzo de nuestra conexión con el mundo y con el quien queremos ser. 

Este artículo tiene 0 comentarios.

Deja un comentario