¿CÓMO CONFORMAMOS UNA SOCIEDAD?

Los cambios en la realidad social ocurren en diferentes ámbitos y a partir de diversas acciones: enfatizando en la inclusión social y la participación ciudadana, generando redes de apoyo, enfocando la mirada en los sectores vulnerables,        reeducando socialmente a través de acciones preventivas y, finalmente, provocando unaresolución efectiva por medio de la mediación y la Educación para la Paz. Así podremos formar personas integrales para la sociedad de este siglo, el que aún está en pañales.

Mi experiencia de vida en los sectores vulnerables de la sociedad, me confirman la real importancia de agentes sociales motivados y comprometidos con las personas, donde el docente debe ser un apoyo incondicional, en cada una de las ejecuciones de los desafíos individuales o comunitarios.

            El agente social, debe propiciar y forjar las herramientas claves para  los sectores vulnerables, apoyando en la ejecución de proyectos comunitarios, donde las personas se sientan partícipes de su proyecto de vida y conozcan los diferentes medios de acción, para así aminorar su vulnerabilidad. Teniendo como base la resolución efectiva de los conflictos, siendo una oportunidad de crecimiento personal en tanto que medio de negociación; es fundamental forjar  bases sólidas de acción, traspasando tal solidez, desde la experiencia colectiva, a la  familia, principal núcleo educativo, y así ir entrelazando el accionar social.

“En los países latinoamericanos, la hegemonía del mercado está rompiendo los lazos de solidaridad y haciendo trizas el tejido social comunitario. ¿Qué destino tienen los nadies, los dueños de nada, en países donde el derecho a la propiedad se está convirtiendo en el único derecho? ¿Y los hijos de los nadies? A muchos, que son cada vez más muchos, el hambre los empuja al robo, a la mendicidad y a la prostitución; y la sociedad de consumo los insulta ofreciendo lo que niega…”

                                                                                                                                            (Eduardo Galeano. Patas arriba: la escuela del mundo al revés)

Por todo lo antes mencionado, pasa a ser fundamental el perfeccionamiento de los agentes comprometidos socialmente, enfatizando tanto desde lo individual como lo colectivo; adquirir nuevas herramientas, reflexiones, análisis, conocimientos bibliográficos, generar espacio de debate, conocer las nuevas tendencias a nivel internacional.

Estamos convencidos que perfeccionarse es un medio de ayuda real para la sociedad que necesita un apoyo responsable y de calidad, donde el tejido social no sea socavado ni “hecho trizas”, sino reparado y fortalecido en su sentido de comunidad.

 

Este artículo tiene 0 comentarios.

Deja un comentario