Los niños dicen

Las Familias de Hoy

No es difícil darse cuenta, que durante los últimos años la noción que tenemos de familia y hogar ha cambiado por completo. Hoy por hoy, se ha dado una serie de importantes modificaciones tanto en la estructura de las familias, como en los roles y la relación de sus integrantes entre sí.disciplina_1

Estamos insertos en un mundo en donde el trabajo consume la mayor parte de nuestras vidas de adultos y la escolarización consume la mayor parte del tiempo de nuestros hijos. Entonces… con las horas que nos quedan luego de acabar la jornada, entre medio de preparar la comida, las tareas, el trabajo pendiente, ordenar la casa, limpiar la vereda… Pregunto: ¿Cuánto tiempo nos queda, para ser padres e hijos?

Podemos caer en la tentación de en esos escasos minutos, dirigir la vida de nuestros pequeños, castigar sus intentos por reclamar un espacio de encuentro o ignorar sus justos deseos de juego descanso, afecto y  ocio… Parece ser que la realidad nos está molestando, privándonos de ser y hacer familia, de construir puentes y no muros entre los niños y nosotros.

Y cuando hablamos de familia, estamos hablando de algo grande e importante, son los niños y es la escuela, somos nosotros y también nuestros padres. Olvidar que fuimos niños, que pintábamos en acuarela y que fuimos aprendiendo a través del ensayo y el error, puede forzarnos a creer que ser adultos significa “no equivocarse” o no tener nada que aprender de los niños…

 Los niños dicen

Pues bien, aquí algunas cosas importantes que ellos hace un tiempo nos quieren decir…

  • Que jugar es divertido, mas no tanto sin ustedes, que los grandes también siguen siendo niños, que no pasa nada si se ríen, si se mueven…

 

  • Que pasear es importante, ya sea al centro a comprar víveres, o al cerro a la casa del abuelo, a la playa en vacaciones o la plaza de juegos. Caminar sujetos de su mano, les brinda confianza en el mundo de afuera, donde deambulan solos, de 8 a 5 de la tarde, con mochilas pesadas de notas y tareas.

 

  • Que hacer tareas puede ser muy divertido si a su lado está el adulto compañero, que no siempre sabe todo, que a veces también se equivoca, que busca respuestas para aprender un contenido, más que para conseguir una nota.

 

  • Que le temen a nuestros castigos, cuando han cometido alguna falta, son inexpertos enanos vestidos de adultos, van por la vida cometiendo errores y si lo hacen temen, nuestra palabra hiriente, la consecuencia de la mejilla roja, la correa o el cinturón fuerte, que les imprime temor y una educación rota.

 

  • Estos niños son valientes, aguantan gritos de quienes más adoran y nos siguen mandando besitos, regalando dibujos, que es su única riqueza ahora, deseándonos un buen día, queriendo ayudarnos a hacer las cosas, y nosotros que no tenemos tiempo, que la vida es dura, que el dinero, que las cuentas, que las cosas…

 

Este artículo tiene 0 comentarios.

Deja un comentario