Educación Matemática: Una mirada desde las Neurociencias

Este artículo tiene 1 comentario.

Las neurociencias muestran que el pensamiento matemático debe ser desarrollado en el niño pequeño (menor de 10 años) cuya mente tiende a aplicar un pensamiento intuitivo, sustentado en procesos holísticos que se apoyan en imágenes más que en símbolos y procedimientos lógicos. En otras palabras, la mente infantil procesa el mundo en formatos ajenos a la matemática; estas plantillas, extraordinariamente útiles para conocer el mundo de modo directo, a través de la experiencia, han de ser nuevamente “formateadas” para que el niño descubra la matemática; es el docente quien debe conducir sabiamente la mente infantil, “matematizándola” a través de metodologías precisas aplicadas con habilidad, paciencia, conocimiento y vocación.

Quien en definitiva “aprende” matemáticas es el cerebro. Para ello, pone en marcha un delicado proceso que va de la mano del desarrollo neuropsicológico del niño; gradualmente van madurando funciones cognitivas específicas que darán nacimiento a las competencias cognitivas necesarias para una matematización exitosa. En consecuencia, un profesor de educación inicial debe conocer el desarrollo madurativo cerebral de los niños, de modo de ir acompasando sus objetivos de enseñanza, sus metodologías y sus didácticas a tal proceso.

Enseñar matemática escolar no se reduce a entregar contenidos matemáticos. Se requiere de pericias docentes específicas; es preciso también estar alerta a aquellos factores que pueden entorpecer o impedir un aprendizaje exitoso de la matemática escolar. Son muchos los factores que pueden entorpecer el proceso, perpetuando la errónea creencia acerca de que las matemáticas son muy difíciles de aprender, que están hechas para mentes “privilegiadas”, y que es normal ser “torpe para las matemáticas”. Los factores que pueden entorpecer e incluso impedir un aprendizaje exitoso de las matemáticas deben ser conocidos por todos los actores educativos, pero fundamentalmente por los docentes de aula encargados de enseñar matemáticas en la educación inicial (de Prekinder a Cuarto Año de Primaria), por cuanto de su adecuada identificación depende el que sean oportunamente corregidos, evitando un eventual fracaso escolar.

 

1 comentario para “Educación Matemática: Una mirada desde las Neurociencias”

Este artículo tiene 1 comentario.

  • avatar juan coronado dice:

    Buen punto, sin embargo me pregunto ¿como se puede hacer lo aquí explicado? ¿cómo entregamos esos saberes y habilidades a un docente en su formación? Si la educación es un sistema de producción en linea donde lo que se pretende entregar es un producto que responda a un estándar establecido por un grupo que define qué cuanto saber y cómo debe ser. No se educa por aprender y aprehender mi tiempo, mi época, mis intereses, mis gustos, mis necesidades individuales y colectivas. Veo que la educación formal hoy más que nunca perdió su sentido al transformarse en estándares definidos…creo que definitivamente debemos replantearnos hacia una educación más humana y no tan mecánica.

Este artículo tiene 1 comentario.

Deja un comentario