Mr. Windows y el Docente pirata del software.

             En el mundo de la docencia se encuentra uno cotidianamente inmerso en la exigencia productiva con informática, por ende se requiere de una buena máquina que permita cumplir mejor con nuestros deberes, ¡eureka! un Computador Personal de preferencia liviano. Se opta por comprar un portátil, de acuerdo a nuestras necesidades para que opere por los vericuetos de la productividad, un buen sistema operativo  que nos preste la ayuda necesaria ¡qué mejor que Mr. Windows de Microsoft! (Sistema Operativo impuesto por el fabricante) suficientemente eficaz como para que nos ayude a realizar  tareas y haga operativa nuestra máquina. software

           Llegado al centro de trabajo lo desembalamos y preparamos nuestra máquina con su flamante conductor Mr. Windows 10, última generación de conductores de estas máquinas. Pronto damos cuenta que necesitamos nuevos asistentes que coadyuven  a Mr. Windows a realizar el trabajo, nuestras planificaciones, cálculos, presentaciones, guías etc. propio de oficina andante. Ello nos lleva a buscar e instalar un sistema… Lo ideal es que sea de la familia, Microsoft. Qué mejor que MS. Office, en lo posible el último, un sistema hecho especialmente para Mr. Windows (ni pensar en pagar licencia, ¿qué es eso me han dicho algunos)

             Mientras tanto Mister Windows comienza su trabajo y lo primero que hace una vez entregada la posibilidad de conducir esta maravillosa y flamante máquina es capacitarse  y para ello realiza muchas actualizaciones debido a que estuvo mucho tiempo suspendido y debe ponerse al día de los últimos acontecimientos.

             Instalamos un software de la familia MS. Office, especialistas en trabajos de secretariado, integrado por Mr. Word, Miss Excel, Mr. Power-Point entre otros -pero es un clon- Mr. Windows que ha recibido buenas capacitaciones se da cuenta que esta familia es ilegal. Intenta rápidamente deshacerse de ellos. Pero le es casi imposible puesto que se le vacuna o entrega medicina para que no exista rechazo…entonces, Mr. Windows entra en un estado de aletargo por estar siempre drogado debido a esta medicina, no deja que su sistema asuma su autodefensa transformándose así en su primera infección y quedando vulnerable a los virus que puedan atacarlo, todas estas variables lo hacen comportarse a veces un poco errático.

         Finalmente Mr. Windows conduce  nuestra máquina como puede, enfermo y abatido,  nos acostumbramos a su funcionamiento asumiendo a verlo con algunos errores creyendo que es normal…”es por el uso y descuido de nuestra parte o propio del desgaste de esta gran máquina”.

               Pocos saben de que existen otros sistemas operativos y de ofimática de libre acceso (software libre) sin tener que pagar un céntimo y tan funcionales como los que son privativos. ¿somos acaso poco curiosos, inquisidores, busquillas o innovadores?…¿corresponde a quienes educamos y enseñamos valores no tener  escozor y dormida la conciencia moral por el robo y entrar en el juego de Mr. Windows el Docente “pirata” del software? Nos cuesta salir de nuestra zona de confort.

 

Este artículo tiene 0 comentarios.

Deja un comentario