Mediación Educativa

Todos los seres humanos, tenemos potencialmente la capacidad de aprendizaje y desarrollo continuo. En todo momento de la vida, podemos aprender y desaprender, para luego volver a aprender como gustemos. Como especie, tenemos la oportunidad única de educar y enseñar a otros, usando nuestras capacidades cognitivas, afectivas y emocionales. La transmisión de los saberes, no es un mero proceso lineal en el cual depositamos a otro ser humano, desprovisto de conocimiento, un conjunto de datos e informaciones. No, la acción de educar es un conjunto multidimensional de procesos, que abarcan desde lo meramente cognitivo, pero que también abarca la dimensión de la emoción. Sin la emoción, no existe aprendizaje alguno.
niño genio
En el aula, los profesores y profesoras tienen más de 30 potenciales genios en sus manos. Cada uno de ellos, con sus propias realidades, historias, contextos y condiciones, son enormes mundos los cuales debemos descubrir y explorar. El psicólogo y pedagogo Reuven Feuerstein propuso una teoría llamada “Experiencia de Aprendizaje Mediado”, la cual explica la función de la experiencia relacionadas con el desarrollo cognitivo de las nuevas generaciones, como un acontecimiento o de un proceso de creación y modificación de un ser a través de la construcción de la cultura de un pueblo, sus valores, actitudes, intenciones, etc. Lo esencial de Feuerstein, es que estableció una posición en la cual todo ser humano es modificable y que para que tal modificación acontezca, es preciso entender la mediatización como una estrategia de intervención por medio de un mediatizador que sobresalga por su aptitud, intentando producir efectos en el organismo del mediatizado, buscando mejor eficacia en el proceso de su información.

Es en lo anterior por tanto, en el cual el profesor tiene un rol fundamental que cumplir, y que debemos prepararlo permanente. La educación debe transitar hacia un proceso de metacognición de los estudiantes, mediante una acción mediatizadora.

Los beneficios de este proceso, no solo tienen beneficios para el estudiante y profesores, sino que también para toda la comunidad educativa, y la sociedad en su conjunto. 

Este artículo tiene 0 comentarios.

Deja un comentario