Más allá de PISA: ¿Qué desafíos tenemos como educación en Chile?

Este artículo tiene 1 comentario.

worker-with-doubts_1012-193La semana pasada, la OCDE hizo entrega de los resultados de PISA 2015 a la comunidad, y en donde podemos observar que en general, Chile mantiene un estancamiento en sus resultados en las áreas medidas, matemática, comprensión lectora y ciencias. A pesar de los millones de dólares invertidos en educación, se sigue manteniendo la misma senda recorrida. La pregunta al respecto, es por qué seguimos así a pesar de todo el esfuerzo que se ha hecho y se realiza por parte de las autoridades. Tratemos de responder esa pregunta.

Hace varios años atrás, casi una década, el Informe Mackenzie evidencio que a pesar de los miles de millones invertidos por varios sistemas educativos en el mundo (Estados Unidos, Reino Unido, etc), los resultados eran mediocres y con amplia inequidad social y de género. En dicho reporte, la clave era simple: Los sistemas educativos exitosos, son aquellos que apuestan a sus profesores, no es un tema de dinero, sino un elemento social y cultural. Al respecto, y como podemos constatar en los recientes años, la política educativa ha sido mejorar los sistemas de control, evaluación, gestión y administración de los centros educativos, esperando que ello tenga los frutos esperados. Acompañado de una Política Nacional Docente de corte económica más que pedagógica, la receta usada en Chile ha sido básicamente la que las élite tecnocráticas en la materia han dicho, pero no implican para nada mejora de aprendizajes de los estudiantes.

El gran problema de nuestro sistema educativo, tanto en los sectores públicos como privados, es que independiente de la dependencia existente, ambos son de baja calidad educativa. Prueba de ello son los resultados de PIACC 2015, entregados en junio pasado. Pocas habilidades y competencias, son transversalmente la más grave situación que nos aqueja como país. Todo ello pasa por la racionalidad curricular que fundamenta lo educativo en Chile, y que nos tiene extremadamente mal como país. Nada sacamos con técnicas, metodologías e innovación, si el corazón de nuestra educación es completamente errada, y que busca la competencia, la medición, los antivalores, y la carencia de lo ético y moral.

Más allá de puntajes y rankings, lo preocupante para Chile, es que poco o nada en la política educativa, apunta a los elementos más esenciales del quehacer educacional. Porque recordemos, el foco en la gestión, administración y demases elementos gerenciales y económicos, no mejora no los resultados, ni los aprendizajes de nuestros niños y niñas en el país.

 

1 comentario para “Más allá de PISA: ¿Qué desafíos tenemos como educación en Chile?”

Este artículo tiene 1 comentario.

  • Otra vez la “paradoja de la especialización” a la que tan certeramente aludió don José Ortega y Gasset.

    Nuestra actual sociedad se autoconstruye en función de la demanda económica que la élite financia en cada aspecto que nos circunda. De esta manera, la violencia (en todas sus formas), la vulgarización del pensamiento y el lenguaje y la generación de relaciones “líquidas”, por nombrar algunos elementos; se han naturalizado a tal punto, que nuestra dormida capacidad de asombro se carcome cada día sin siquiera darnos cuenta.

Este artículo tiene 1 comentario.

Deja un comentario