En educación es tiempo de los padres

Según la última Encuesta Metropolitana de Educación y Familia realizada por el Centro de Estudios e Investigación sobre la Familia de la Universidad Finis Terrae,  aplicada a un universo de 1065 personas, casi la mitad de los apoderados encuestados, reconoció que si tuviera más tiempo para apoyar a sus hijos con las tareas escolares, el rendimiento de ellos podría ser mejor y, adicionalmente, nos entregó otro dato, el 33,5% (es decir, 1 de cada 3 personas) no comprende las tareas que le dan a sus hijos. Estos datos, nos dicen que algo está pasando,  que por un lado los papás no tienen el suficiente tiempo para apoyar y estar más activos en la educación de sus hijos y, por otro tampoco se sienten con las capacidades para acompañarlos en sus labores académicas y meterse en los cuadernos de sus hijos.

padres y educaciónPero, ¿qué tan determinante es la influencia de la familia en el rendimiento escolar? y  ¿es tan necesario que los padres, sean reales expertos en matemáticas o lenguaje para ayudar en las tareas de sus hijos?

Para empezar a abordar estas preguntas, debemos tener en cuenta, que según estudios internacionales, el rendimiento académico de un estudiante, depende en un 20% del colegio y en un 80% de la influencia y apoyo que tiene de la familia o tal como lo señalan en su estudio José Joaquín Brunner y Gregory Elacqua, la organización de la familia, el clima afectivo, la existencia de recursos que incentiven el aprendizaje en el hogar como libros, diccionarios o computadoras, la adquisición temprana de actitudes y motivaciones son importantes para obtener en los niños un buen logro en el aprendizaje. Adicionalmente, que exista una buena armonía de códigos culturales en la casa, una buena elección de la escuela y el involucramiento de la familia en las tareas escolares. Todas ellas recetas muy útiles para fomentar y lograr un buen clima que incentive el estudio, donde la familia esté totalmente involucrada.

 Sin embargo, en un mundo cada vez más trabajólico, debemos preguntarnos ¿qué hacer ante la falta de tiempo de los apoderados y cómo ayudar a los hijos sin ser expertos en las materias del colegio? El tema no es menor, más aún si tomamos en cuenta que el 70% de los padres declaró “dedicar más tiempo al trabajo que a los hijos” según una encuesta aplicada en Chile por la empresa trabajando.com el año 2013.  Ante este panorama y teniendo como premisa que basta la influencia de los padres en la educación de sus hijos para que los rendimientos comiencen a mejorar paulatinamente, quiero contarles que en la Corporación Patrimonio de la Familia, llevamos más de 7 años trabajando con apoderados de más de 100 establecimientos educacionales de la Región Metropolitana y que, basados en la experiencia adquirida, podemos asegurar que para que mejoren los resultados académicos de nuestros hijos importante es, instalar hábitos de estudio en el hogar, fomentar una buena y sana alimentación, controlar que la tareas siempre se realicen a las mismas horas y cautelar que duerman entre 8 y 10 horas.

Fundador y Gerente General Corporación Patrimonio de la Familia. Cientista Político con mención en Políticas Públicas, UDD y Diplomado en Gestión de Negocios, U. de Chile. Participó en la creación del Programa de Aumento del Rendimiento Escolar (PARE), donde han participado más de 6 mil apoderados de 125 establecimientos en la región Metropolitana.

Sebastián Antillo es fundador y Gerente General Corporación Patrimonio de la Familia. Cientista Político con mención en Políticas Públicas, UDD y Diplomado en Gestión de Negocios, U. de Chile. Participó en la creación del Programa de Aumento del Rendimiento Escolar (PARE), donde han participado más de 6 mil apoderados de 125 establecimientos en la región Metropolitana.

En la actualidad, Patrimonio de la Familia ha apoyado a más de 7.000 padres y madres de 18 comunas de Santiago, teniendo como principal resultado que el 73% de sus hijos, han instalado hábitos de estudio en el hogar impactando de esta forma, positivamente su rendimiento escolar.

Finalmente, como en Patrimonio de la Familia sabemos que el buen rendimiento de un niño depende de todos, no tan sólo de la escuela, sino que principalmente de la familia, quiero compartir con ustedes algunos prácticos consejos para que las familias puedan comenzar a preparar el retorno a clases y hacer más efectivo y motivante ese momento. Recordemos:

  • Previo a entrar a clases, comienza la preparación con varias semanas de anticipación, coméntale a los niños que pronto se producirá el cambio de rutina y que deberán cambiar el ritmo de las vacaciones para adquirir los nuevos hábitos poco a poco.
  • La semana previa al comienzo de las clases, adapta la rutina de los horarios, intenta que tu hijo participe en la preparación de sus libros y busca que se interese por las cosas nuevas que podrá aprender en este año.
  • Para los más pequeños o los niños que iniciarán clases en un nuevo establecimiento, visitar el colegio antes del inicio de las clases es una buena idea.

VER OTROS BLOGS PUBLICADOS POR EDUGLOBAL 

Este artículo tiene 0 comentarios.

Deja un comentario